Páginas vistas en total

martes, 27 de marzo de 2012

NAYARIT: ¿DESARROLLO SUSTENTABLE “con todos los huevos en la misma canasta”?




















El TIANGUIS TURÍSTICO debe servir para reflexionar e impulsar al SECTOR PRIMARIO.

Evidentemente en NAYARIT no hay industria ni desarrollo, sino una fase de (supuesto) crecimiento económico, sustentada en el SECTOR TERCIARIO* de la economía = TURISMO.

___________________________________________
*El SECTOR TERCIARIO de la economía es el de los servicios.  En una economía basada en los servicios, únicamente se benefician unos cuantos sectores, como el comercio, el transporte y la construcción, en donde a su alrededor también se conforman mafias que son unos verdaderos emporios, fomentándose con esto el reparto inequitativo de la riqueza.
____________________________
Nayarit ha sido el paraíso de la inversión en el turismo, en donde gobiernos pasados, otorgaron irresponsablemente muchos beneficios y facilidades a capitalistas voraces, que efectivamente invierten sobre el pretexto de que fomentan los empleos. Es una realidad innegable, que no pagan realmente el valor de la fuerza de trabajo, dejándole a los consumidores, la carga de la verdadera retribución salarial, vía el “sistema propinero”, esto en el sector turístico.
El Tianguis Turístico en Bahía de Banderas y Puerto Vallarta, es un gran foro en donde se reúne lo más granado del turismo internacional y los mayoristas que promueven los destinos del mundo. Es una más de las acciones de promoción de esta región, pues indiscutiblemente el turismo ha contribuido a que miles de familias tengan empleos. También da una oportunidad para que los grandes empresarios y el gobierno federal, aunque ya vaya de salida, impulse las actividades del sector primario, como alternativa real de reactivación que complemente el auge del turismo, tal como lo ha propuesto desde su campaña el gobernador Roberto Sandoval, quien dijo que sin descuidar el turismo, ahora la agricultura, pesca y ganadería serían una prioridad en su política económica, hasta lograr el “encadenamiento productivo”. Esto es, que se produzca aquí todo lo que lo que se consume, pero además, que la industria hotelera compre los productos locales.

Mejorar las condiciones de vida de la mayoría de las familias sigue siendo asignatura pendiente. En las campañas escuchamos a nuestros políticos asegurar que bajaran “recursos para reactivar la economía”, alentarán “las inversiones para fomentar los empleos”, que construirán “más hospitales, escuelas, calles con drenajes, alumbrado y pavimentadas”, “más obras y mayores servicios públicos para los que menos tienen”, etcétera. Pero pasan y pasan administraciones en el estado y la federación, sin que millones de mexicanos vean satisfechas sus necesidades elementales, por lo menos para vivir con decoro.

Como mencionado, en NAYARIT no hay industria ni desarrollo, sino una fase de (supuesto) crecimiento económico, sustentado en el SECTOR TERCIARIO de la economía que es el de los SERVICIOS. En una economía basada en los servicios, únicamente se benefician unos cuantos sectores, como el comercio, el transporte y la construcción, en donde a su alrededor también se conforman mafias que son unos verdaderos emporios. Fomentándose el reparto inequitativo de la riqueza, porque sencillamente no hay esta reactivación económica.














El verdadero desarrollo económico, es cuando en una sociedad se producen todo tipo de productos y servicios que consumen sus habitantes y las empresas. Indudablemente inicia a partir del SECTOR PRIMARIO, que son la agricultura, pesca y ganadería, cuyos productos son procesados por el SECTOR SECUNDARIO, la industria, y distribuidos por el TERCIARIO, el comercio y los servicios. Una economía sustentada únicamente en este último, nunca  arrojará empleos bien pagados, y desafortunadamente en NAYARIT, es lo que ha sucedido.

La agricultura quedó en el discurso. En el gobierno anterior de la Ola Roja nada más se le apostó a las inversiones turísticas como alternativa para provocar el crecimiento, “en dos rieles” decía el exgobernador Ney González. Se refería a la agricultura y al turismo, pero la agricultura quedó en el discurso, por lo que esos dichosos empleos que surgieron, están como una distancia de aquí a Saturno a que sean bien pagados. Además, la oferta a los profesionistas locales tiene que ser atractiva en los mandos administrativos de la hotelería, puesto que evidentemente hay puestos de meseros, cantineros, y camaristas de sobra. Se requieren de instituciones de educación superior y técnica verdaderas.

La solución a la crisis económica, al estancamiento, se encuentra en combatir sus causas, como lo son la falta de oportunidades para los jóvenes, la violencia intrafamiliar que produce potenciales niños que después serán delincuentes Se tienen que destinar mayores recursos a la educación e investigación en todos sus niveles, a mejorar las condiciones salariales y autorizar más plazas para los maestross,  fomentar espacios para la práctica deportiva, cultural y de esparcimiento familiar, mejorar la administración de justicia, en pocas palabras, pasar del dicho al hecho en ese discurso muy trillado de realizar las reformas constitucionales necesarias. Todo esto es necesario para que México de una vez por todas logre entrar a los umbrales del desarrollo económico.

La búsqueda del bienestar general. El sistema económico en que nos encontramos es el capitalismo, modo de producción de libre mercado, que está determinado por el grado de desarrollo de cada sociedad. Es ésta quien decide cómo resolver las necesidades sociales, aplicando conocimientos tecnológicos en la combinación de los factores productivos; aquí los gobiernos juegan un papel fundamental, si buscan el bienestar general y las libertades humanas, consagrados en la Constitución.

Los gobiernos en todos sus niveles, deben asegurar que esto funcione. A mayor crecimiento económico, hay más ingresos vía la recaudación de impuestos, que es de dónde se obtiene el dinero para resolver la problemática social, resultando una mayor posibilidad para inversión en todos los órdenes. Gracias a esta creciente actividad los agentes económicos pueden ahorrar y brindar empleos bien pagados. Hasta ahora todo esto es sólo teoría, por la desmedida ambición y culpa de los políticos, que ponen primero los intereses de partido, de grupo, y personales. Mientras no existan las reformas necesarias, así seguiremos.

Hay que hacer realidad el encadenamiento productivo. De que sirve todo el glamour del TIANGUIS TURÍSTICO, si ven que no hay estabilidad en este sector. ¿Qué estamos esperando para invertir verdaderamente en el sector primario? No con programitas demagogos como el PROCAMPO y los créditos a las PYMES y a las Sociedades de Producción Rural que impulsa la SAGARPA.

Hay que hacer realidad el encadenamiento productivo, como lo ha propuesto desde su campaña el Gobernador.


 __________________________________________________________________________________________________

Parece que la nueva administración de NAYARIT (como la anterior) “pone todos su huevos en la misma canasta”: TURISMO 

Mucha de la orientación de la política de desarrollo hacia el turismo está inducida por el TIANGUIS TURÍSTICO, que en estos días se celebra en Puerto Vallarta y en Bahía de Banderas, donde Nayarit por supuesto quiere mostrar “su cara bonita”. 

Nuevamente enfocar todas las baterías al TURISMO representa una estrategia muy arriesgada, en vista de los macro indicadores económicos mundiales, especialmente de Estados Unidos y de la imagen negativa que tiene gran parte de la opinión pública en ese país acerca de la seguridad pública en México. Esto pese al mito creado por SECTUR, de que la inseguridad no afecta al turismo, ni a la inversión privada en el sector.

Lo que se esperaba de la nueva administración estatal era inducir el cambio  radical de rumbo en la política de desarrollo económico de NAYARIT para llegar a una posición más balanceada: Integrar el agro y el turismo. Más importante: incentivar de manera creativa el fomento de la industria con empleo formal. En el pasado, los directivos de la CANACINTRA Nayarit, con mucha razón, reclamaban la omisión en la que las administraciones anteriores han incurrido, al no atraer inversión industrial. 

La esperanza en el nuevo gobierno de NAYARIT era que guiara al estado en un proceso de transformación sin precedente, pero absolutamente requerido, para lograr la competividad de nuestra entidad a largo plazo. 

Desafortunadamente no se ven signos de que este proceso siquiera haya comenzado: http://rivieranayaritone.blogspot.com/2012/03/el-tianguis-turistico-tras-bambalinas.html

 

Acerca de la propuesta de los ecologistas para un desarrollo diversificado en NAYARIT: http://rivieranayaritnuestra.blogspot.com/2010/09/acerca-de-la-competividad-del-estado_2192.html 


OBSERVACIÓN: 

En septiembre del año pasado, bajo el título “Integración del Campo con el Turismo. El Campo Nayarita con Potencial Turístico”, el nuevo gobernador postuló que el agro nayarita será fundamental para el desarrollo consolidado del turismo.

Esta bien repetir una y otra vez, como lo hace la administración estatal, que en Nayarit “se quiere integrar el agro y el turismo”. Hasta ahora no se conoce ningún programa intersectorial concreto de las Secretarías de Agricultura, Turismo y Desarrollo Económico, que incluyan la definición de los canales de distribución y comercialización de los productos del agro. Para no mencionar la ausencia de convenios establecidos con los hoteleros que participaron en la junta con el nuevo gobernador y aplaudieron mucho la idea en esa ocasión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario