Páginas vistas en total

viernes, 9 de noviembre de 2012

TRIBUNAL PERMANTE de los PUEBLOS. Fallo sobre afectaciones y violaciones a derechos humanos de presas en Jalisco y Nayarit del jurado de la Preaudiencia Presas, Derechos de los Pueblos e Impunidad.


El fallo sobre la presa hidroeléctrica "Las Tres Cruces", NAYARIT: “La CFE ha ignorado los grandes impactos sociales y culturales que esta obra acarrearía en caso de realizarse”.







Organizaciones y autoridades demandadas
Las y los habitantes de los municipios de Ruiz, El Mayar, Tuxpan, Rosamorada y Santiago Ixcuintla, estado de Nayarit, organizados en los Consejos Indígena e Intercomunitario para el Desarrollo de la Cuenca del Río San Pedro Mezquital, presentaron en esta preaudiencia el caso de proyecto hidroeléctrico Las Tres Cruces, alegando violación a los derechos individuales de las personas y colectivos de los pueblos que habitan el territorio en donde se pretende llevar a cabo. 

Hechos
De acuerdo con la información que presentaron, el proyecto hidroeléctrico Las Cruces sería  construido sobre el río San Pedro Mezquital, ubicado en el estado de Nayarit, como parte del Sistema Hidráulico Interconectado del Noroeste (SHINO), siendo la primera de doce hidroeléctricas en construirse dentro de este sistema, un proyecto de usos múltiples,  a través del cual la  Comisión Federal de Electricidad (CFE) pretende generar energía eléctrica, y la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) suministrar líquido a 28,000 hectáreas de tierras agrícolas bajo el régimen de riego.
Esta obra hidráulica inundaría 4,547 hectáreas de tierras comunales de cinco núcleos agrarios de los pueblos Coras, Huicholes y Mexicaneros: las comunidades indígenas de San Pedro Ixcatán, municipio de Ruiz, San Juan Corapan y Rosarito, municipio de Rosamorada, San Blasito y Saycota, municipio de Acaponeta, Nayarit. . Aunque según la CFE, únicamente se desplazaría al poblado de San Blasito con 54 habitantes del pueblo Cora y con 18 viviendas, por estar ubicado en la zona de embalse de la presa proyectada, en total se calcula que serían afectados alrededor de 6,137 habitantes, de los cuales 80% pertenecen a esos pueblos indígenas
El megaproyecto hidroeléctrico con objetivos múltiples (riego, generación de energía, abasto de agua, control de inundaciones) pretende realizarse en una zona de alta importancia ecológica como son las barrancas del río San Pedro y Marismas Nacionales, con diferentes estatus de protección a nivel estatal, federal e internacional. Es por ello que la CFE ha puesto énfasis en que los estudios de evaluación ambiental cumplan con los requerimientos necesarios para que el proyecto pueda ser aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). La estrategia que ha seguido la CFE en otros casos nacionales ha sido obtener la aprobación de la Manifestación de Impacto Ambiental por medio de la minimización de los impactos ambientales.

La CFE ha ignorado los grandes impactos sociales y culturales que esta obra acarrearía en caso de realizarse. En primer lugar, ha minimizado  la cantidad de la población que sería afectada, ignorando que la mayoría de ella son pueblos indígenas, los cuales verían afectadas sus formas de vida y de subsistencia, pues desaparecía una extensa área en que las comunidades practican la agricultura de temporal, ganadería, pesca y recolección en las márgenes del río. La CFE no esté previendo acciones para evitar estas afectaciones o compensarlas, así violentando la integridad de su territorio y destruyendo sus sitios sagrados, con lo cual se destruiría su cosmovisión y atentaría contra su cultura.
Desde el año 2008 la CFE ha estado realizando estudios de exploración geológica para evaluar la factibilidad técnica del proyecto. Para hacerlo obtuvo la anuencia para ocupar tierras de las comunidades de San Pedro Ixcatán y San Juan Corapan, actuando irregularmente y de mala fe con los comisariados y las asambleas agrarias, con el fin de que aprobaran los trabajos, sin que les hubiese proporcionado información clara y completa sobre los objetivos del proyecto.

Violaciones a derechos humanos
Entre las irregularidades destaca la realización de asambleas sin convocatoria previa, la participación en ellas de personas que no son comuneros y ofrecer trabajo a las y los habitantes mestizos de San Pedro Ixcatán para que votaran a favor, provocando división de los comuneros y actitudes agresivas hacia la comunidad indígena de Presidio de los Reyes, la cual se opone a dicha obra.
Dentro de los actos intimidatorios contra los opositores del proyecto se mencionaron los siguientes: en el mes de junio del 2011 tres miembros del Consejo Intercomunitario recibieron intimidaciones por sujetos desconocidos por vía telefónica y por internet, en las que se les amenazó con ejecución de actos que pondrían en peligro la vida e integridad física de sus personas y de sus familias si persistían en expresar su oposición a la presa de Las Cruces.

Los actos y omisiones de la CFE denunciados por los afectados violan las disposiciones de derecho nacional e internacional que las instituciones del Estado mexicano están obligadas a respetar, entre ellas las relativas a los derechos a la información, a la alimentación, a la vivienda, al medio ambiente sano y al desarrollo, y en el caso específico de los pueblos indígenas, el derecho a seguir siendo pueblos, a ejercer su autonomía, a controlar su territorio y los recursos naturales en ellos existentes, diseñar su propio desarrollo y a ser consultado previamente sobre los proyectos que pudiesen afectarle y a participar en la toma de decisiones de los mismos

















Recomendaciones:
  • Que la CFE y el gobierno mexicano consideren la cancelación del megaproyecto hidroeléctrico Las Cruces por ser una obra de alto costo social, económico, cultural y ambiental; que además, de llevarse a cabo, afectaría gravemente los territorios indígenas y campesinos, modificando zonas naturales de alto valor ecológico, destruyendo sitios sagrados e impactando espacios de alta productividad agrícola, ganadera y pesquera.
  • Que de considerar imposible su cancelación, se tomen todas las medidas necesarias para que en su implementación se respeten los derechos humanos de la población en general y de los pueblos indígenas que habitan en ese territorio y podrían ser afectados por este proyecto hidroeléctrico. Entre otros se debe garantizar el derecho a una información veraz y oportuna que permita a los potenciales afectados tomar decisiones de manera libre y consciente, y garantizar el derecho de los pueblos indígenas a ser consultados antes de la realización de la obra, de buena fe, a través de sus instituciones representativas y de acuerdo con sus propios mecanismos. 
  • Que el consentimiento o acuerdo al que se llegue debe garantizar la existencia de los pueblos afectados, el ejercicio de su derecho a la autonomía, la integridad de sus territorios, la conservación de su identidad, incluyendo sus lugares sagrados, así como su derecho al desarrollo.
  • Se considere la posibilidad de declarar la cuenca del río San Pedro Mezquital como área natural protegida por su importancia hidrológica y ecológica, y que se mantenga libre de presa. 

Para mayor información: Instituto Mexicano Para el Desarrollo Comunitario (IMDEC)

Tel. 0133.38110714 Ext. 106 /  Móvil 3313278376 – 3311356138

Correo electrónico: preaudiencia.presas.tpp@gmail.com

Comité Promotor de la Pre-Audiencia.


El antropólogo Scott Robinson: “Las presas –hidroeléctricas e hidráulicas– son no sólo ejemplos de la imposición de una estrategia energética sui generis del Estado y sus socios, sino también se han convertido en símbolos de un modelo de desarrollo agresivo, extractivo y violador de derechos fundamentales de las comunidades, que junto a las minas, son hoy la cabeza de playa de un modelo extractivo de inversión pública y privada que despoja a los afectados a cambios de promesas, compensaciones y ‘reacomodos’ sin futuro”.
http://www.parandoreja.com/presas-hidroelectricas-un-modelo-de-imposicion-despojo-y-promesas-incumplidas/#comment-14447
_______________________________________________________


Presas e hidroeléctricas: Negocio y Despojo


La Presa en "Las Tres Cruces", NAYARIT:  LOS INVOLUCRADOS, LOS INTERESADOS, LOS AFECTADOS. ¿Habrá capacidad para entenderse?

 

 

1 comentario:

  1. COMENTARIO de Eliza Barros · ENAH:
    Que gran juego de palabras emplea este tribunal para "juzgar" obras que incluso han sido canceladas -como Arcediano por ejemplo- o algunas otras que ni siquiera han sido al menos prospectadas -Zongolica-, ¿Cómo ignorar impactos de una obra -Las Cruces- que no se ha realizada, si la MIA (manifestación de impacto ambiental) no ha sido ingresada a la SEMARNAT porque ésta no ha sido concluida? no cabe duda que también los sectores mal llamados "comprometidos" también manipulan a los pobladores y la información según sus convicciones, ¿ O será que los pobladores manipulan a los bienintencionados investigadores y movimientos "comprometidos"?

    ResponderEliminar