Páginas vistas en total

jueves, 30 de mayo de 2019

Víctor Manuel Toledo, el nuevo Secretario de SEMARNAT, busca ciudadanizar la política ambiental en México.

  ... que según él había sido afectada por el neoliberalismo.

______________________

Let's Be Clear, says Mexico´s new Environment Minister: 'Parasitic and Predatory Neoliberalism' are to Blame for Climate Crisis.


"Human beings are not responsible for global warming," said Secretary Víctor Manuel Toledo Manzur, but elite capitalists and industry powerbrokers are.



Mexico's Environment Secretary Víctor Manuel Toledo Manzur speaking on Wednesday, May 29, 2019. "Human beings are not responsible for global warming, as a superficial environmentalism and uncritical science would like to tell us," said Toledo. "The responsible are a parasitic and predatory minority, and that minority has a name: neoliberalism." 
In a scathing rebuke to the elite capitalists and politicians who largely control the global economic and energy systems, Mexico's newly-appointed environment secretary on Wednesday pointed a stern finger at "parasitic and preditory neoliberals" for being the key culprits behind the planetary climate crisis.

"We can defend life, or we can continue destroying it in the name of the market, technology, progress, development, [and] economic growth." SOURCE: by COMMON DREAMS
________________________


PALABRAS de VICTOR MANUEL TOLEDO MANZUR (27.09.2019): 

"Hoy, en esta mañana de mayo próxima al inicio de un nuevo ciclo de lluvias, me toca presentarme, ante ustedes, como el nuevo responsable de la cuestión ambiental en México.

Déjenme decirles que la cuestión o preocupación ambiental, no es más que la reaparición de la naturaleza, la madre tierra, la dimensión femenina de la humanidad en la sociedades modernas, como una fuerza que los seres humanos debemos tomar en cuenta y respetar para seguir existiendo. Algo que debe decirse: quedó en el olvido.

En efecto, la naturaleza estuvo presente en el imaginario de las culturas ancestrales como una entidad viva y sagrada, desde sus orígenes, hace 300 mil años.

Y fue sólo con el advenimiento de la modernidad materialista, tecnocrática, patriarcal y mercantil, que la naturaleza se convirtió en un ente a ser dominado y explotado, en un recurso natural externo, en un capital natural, en una máquina a ser analizada y escudriñada por el ojo frío, objetivamente frío, de una ciencia al servicio de la acumulación de la riqueza. Así nos ha ido. Así nos fue. Así nos irá.


Esta consciencia ecológica, que suma, día con día día, a millones de seres humanos en el mundo, nos permite visualizar de manera diferente a la política. Tres dimensiones alcanzo a visualizar.

PRIMERO: Bajo la perspectiva de la consciencia ecológica, la habitual geometría de izquierdas y derechas desaparece para ser reemplazada por una nueva disyuntiva: no hay más que políticas por la vida y políticas contra la vida o políticas hacia la muerte.
Visto globalmente, este dilema se traduce en políticas que enfrían el clima y políticas que lo calientan. Cada vez vamos a ir definiendo todo esto en términos de lo que sucede con el cambio climático.
O defendemos la vida o continuamos aniquilando la vida en nombre de la tecnología, el progreso, el desarrollo, el crecimiento económico y un largo etcétera.

Lo SEGUNDO es que ahora vemos el devenir, el transcurso del tiempo de otra manera, ya no son años, décadas o sexenios. Ahora están las miradas puestas en lo que pasará de aquí a un año clave: el 2050, año clave, sólo 30 años.
Para esa fecha, la humanidad alcanzará 9 mil millones de habitantes, es decir 2 mil millones más en tres décadas. El petróleo llegará a su fin. La mitad de los países hoy en día ya están usando su última parte del petróleo en todo el mundo. En 2050 se acaba el petróleo y le van a seguir el gas, el carbón y el uranio.
El cambio climático no se ha detenido, a pesar de las advertencias de los científicos, desde hace dos décadas, generarán catástrofes de todo tipo, y los alimentos que sean necesarios tendrán que generarse bajo métodos agroecológicos y no más bajo las pautas insanas de la llamada agricultura moderna o agroindustrial.

Lo  TERCERO surge de lo anterior. Y es que ello nos obliga a indagar la verdadera naturaleza de las fuerzas profundas que provocan este panorama actual y de futuro próximo. Y aquí es donde coincidimos con la Cuarta Transformación, pues no somos los seres humanos los culpables de esta situación de crisis, como nos recuerda un ambientalismo superficial, y una ciencia acrítica, sino los culpables son una minoría de minorías, parásita y depredadora, y esa minoría tiene un nombre, se llama Neoliberalismo.

Es pues esta visión, la que a mi juicio, debe orientar la política ambiental del país y su institución ejecutora. Una política de emergencia, de restauración y de cuidado de los elementos vitales que los mexicanos requerimos, día con día, como un derecho humano esencial: aire respirable; agua para todos; energía alternativa, no fósil; alimentos sanos; hábitat sanos; reciclaje de desechos; hogares sustentable; ciudades ordenadas.

Pero, también acciones urgentes que permitan detener este transitar hacia el abismo, un destino al que tendrán que enfrentarse nuestros hijos y nietos.

¿Podremos lograr a través de la SEMARNAT? Creo que sí. Y antes que todo, debemos recordar que la Semarnat surgió hace 25 años, como una medida que ubicaba a México en la tendencia mundial de disponer de instituciones leyes en torno al asunto ambiental, un fenómeno que coincidió con el inicio y el despliegue del Neoliberalismo en todo el mundo, y que generó una contradicción que ha sufrido en todos los países, y que en el caso de México alcanzó proporciones dramáticas".
_______________

Costas y mares.

Una de las 10 amenazas ecológicas que enlista el investigador en su libro ECOCIDIO en MÉXICO (2015) son los proyectos turísticos desarrollados en zonas ricas en población vegetal y animal como las cosas de NAYARIT, Quintana Roo, Jalisco y Baja California Sur.

Estos proyectos atentan contra la vegetación costera que amortigua el impacto del mar sobre la tierra y en cuyas aguas se reproducen gran cantidad de especies marinas al anteponer el interés del capital al equilibrio ecológico.




1 comentario:

  1. Miguel Valencia

    Estamos en emergencia climática desde hace más de 30 años: en la Cumbre de la Tierra Río 92 quedó clara esta urgencia y por ello se crean las COP y los programas de la ONU para el clima ; sin embargo, únicamente el Parlamento del Reino Unido ha decretado la emergencia climática para ese país a principios de este mes, después de las impresionantes manifestaciones de abril pasado del movimiento londinense Extinction Rebellion. Ahora lo que se necesita es que otros países declaren la emergencia climática. El 11 de mayo pasado el comité promotor del Foro Social Mundial Ciudad de México 2021, aceptó la propuesta de nuestro grupo ECOMUNIDADES de considerar como posible lema de este foro al que se espera vengan más de 100,000 personas de todo el mundo CAMBIAR EL SISTEMA NO EL CLIMA. Mientras se define el lema del FSM2021, el mismo 11 de mayo el comité promotor de los temas climáticos, ecológicos y ambientales de este FSM 2021, adoptó el nombre de CAMBIAR EL SISTEMA Y NO EL CLIMA y convocó su primera reunión para el 24 de mayo pasado en el Péndulo de Polanco; en esa misma reunión se acordó crear un grupo dedicado a organizar actos públicos frente al COLAPSO CLIMÁTICO (desde 2009 utilizabamos la expresión "desastre climático", para organizar el Klimaforum10, paralelo a la cumbre del clima de Cancun, la COP-16). Ayer 30 de mayo, se reunió por primera vez el grupo que organiza ya actos públicos frente al colapso climático en la Ciudad de México; una de sus demandas será que el gobierno mexicano declare la emergencia climática para México. En los próximos días les informaremos sobre los detalles de este primer acto público que será impulsado por el grupo que organizó el Klimaforum10 de Cancun en 2010 ( Klimaforum-Mexico AC), por el grupo que organizó la Primera Conferencia Norte-Sur de Degrowth- Descrecimiento, Ciudad de México 2018, por jóvenes ecologistas que han participado en cumbres del clima o conferencias internacionales de degrowth, por personas que se han unido al comité promotor del eje temático CAMBIAR EL SISTEMA Y NO EL CLIMA y por activistas de otras causas. Este nuevo grupo adoptó ayer el nombre de CAMBIEMOS EL SISTEMA NO EL CLIMA , lema que será central en nuestras acciones públicas. Apoyaremos las acciones que nos parezcan adecuadas de los movimientos internacionales Extinction Rebellion, Greta Thunberg, Sunrise, Green New Deal, pero, no seremos una sucursal de ellos. Desde luego, impulsaremos la Huelga Mundial para el 20 de septiembre.

    ResponderEliminar