Páginas vistas en total

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Observatorio Integral Turístico (OIT): CONURBACIÓN de Puerto Vallarta y del Municipio Bahía de Banderas desde una perspectiva limitada.

Proyecto de una alianza entre las universidades de la región y del sector empresarial: CONURBACIÓN desde la perspectiva turística.

Los temas ambientales quedan fuera.

CONURBACIÓN: ¿para bajar fondos?, ¿para exportar los problemas de una entidad a la otra?, ¿para crear otra entidad burocrática, con nuevos puestos, … para quién?


Según una reciente publicación, el OIT, organismo cuya prioridad es amalgamar los destinos Puerto Vallarta en Jalisco y Bahía de Banderas en Nayarit, “pretende crear un espacio de opinión sólido y sobrio dentro de sus investigaciones, en las que estarán involucrados diferentes ámbitos empresariales y educativos de la región, con el fin de resolver y profesionalizar temas turísticos”.

Jorge Villanueva, presidente de la Asociación de Empresarios de PV y BB: “La conurbación parece tener al fin un avance gracias al contacto con la federación, quien se mostró positiva con los argumentos del OIT, propiciando una reunión próxima con los secretarios de comunicaciones y transportes, y turismo, quienes serán los gestores y mediadores de tema” (1) (2).

COMENTARIOS:
Desde el siglo pasado, la creación de zonas metropolitanas está de moda en México. Según el INEGI, Puerto Vallarta (JALISCO) y Bahía de Banderas (NAYARIT) ya son Zona Metropolitana desde hace 2005, aunque la conurbación real se quedó en el papel.

Las ideas sobre coordinación y planeación metropolitana han sido buenas en sus intenciones. Sin embargo, en la práctica han tenido efectos limitados. Muchas de las ahora 59 metrópolis en México, con sus 63,8 millones de habitantes (57% del total), siguen creciendo de manera desordenada y la prestación de servicios públicos es cada vez más problemática.

La gestión de las zonas metropolitanas implica la concurrencia de dos o más gobiernos municipales y (en nuestro caso) estatales, con sus respectivas autoridades, quienes desde luego tienen planes y proyectos no necesariamente convergentes.

La falta de acuerdos en la atención de los problemas de la metrópolis, las diferencias en la normatividad urbana, las disposiciones administrativas contrapuestas y la ausencia de mecanismos eficaces de coordinación intersectorial e intergubernamental, representan serios obstáculos para el adecuado funcionamiento y desarrollo de una metrópolis.

Particularmente en lo que se refiere a la planeación y regulación de su crecimiento físico, la provisión de servicios públicos como agua potable, drenaje, alumbrado, recolección de desechos sólidos, transporte y seguridad y el cuidado de su entorno ambiental.

Parece que los académicos y los empresarios del municipio Bahía de Banderas y de Puerto Vallarta no ha desarrollado ninguna sensibilidad para la complejidad que implica una conurbación de las dos entidades, que además en el caso concreto pertenecen a dos entidades estatales diferentes.

La conurbación desde el punto de vista turístico, proyecto de una alianza entre las universidades de la región y del sector empresarial, tiene una perspectiva limitada.  

Cualquier proyecto de conurbación Puerto Vallarta - BadeBa tiene que dar prioridad al cuidado del medio ambiente, que es el tesoro y la ventaja competitiva de la región.
Ambas entidades tienen serios problemas ambientales y sociales. 

Un proyecto en favor de la conurbación tiene que documentar de manera clara como se va lograr el cuidado ambiental y un aumento significativo en el bienestar de la población, proponiendo estrategias y planes de acción concretos para el desarrollo social, cultural y económico y ambiental.

La distribución de los sinergismos esperados, la prevención y amortiguamiento de los impactos ambientales, el ordenamiento físico y regulación de las actividades urbanas y, principalmente el evitar la polarización de los desequilibrios en los tejidos sociales de ambas entidades, son los retos principales a resolver. 
Estos son los indicadores que se tendrían que medir.

Para superar estos retos, se necesita una planeacion integral con participación de las organizaciones ambientalistas y de otras organizaciones de la Sociedad Civil de la región en un marco de transparencia y voluntad política, … y no solamente de la academia y de los empresarios.





_____________________
Observatorio Integral Turístico (OIT): Un proyecto de alianza entre universidades y el sector empresarial, organismo liderado y coordinado por el doctor e investigador Alfredo César Dachary, Director del Centro de Estudios para el Desarrollo Turístico Sostenible del CUCosta, aspira a ser observador de la Organización Mundial de Turismo, mediante el apoyo del sector privado y universidades como el CUCosta, la UTBB, UNIVA campus Vallarta y el Tecnológico Superior de Jalisco en PV (antes llamado TEC Vallarta): http://observatorioit.org/ 

OIT/ Sistema de Indicadores (preliminar) http://observatorioit.org/indicadores/
En el contexto del desarrollo sostenible del turismo, los indicadores son series cronológicas de información estratégica para la sostenibilidad de un destino, sus activos, y en última instancia, el futuro del sector turístico.
Los indicadores son medidas de la existencia de dificultades o de la gravedad de las ya conocidas, indicios de situaciones o problemas por venir, medidas del riesgo y de la necesidad potencial de acción, y medios para identificar y evaluar los resultados de nuestras acciones.
_______________________________________________


COMENTARIOS:

Aunque en las primeras 3 páginas de la versión preliminar de los principales indicadores se puede constatar algunos indicadores – no bien definidos – acerca del impacto ambiental del turismo (de masas), se nota la ausencia de indicadores que den información necesaria para medir el impacto ambiental del turismo, como actualmente sucede en ambas entidades.

SIETE VERDADES acerca del TURISMO:

1. El turismo NO es ético porque segmentos dominantes se benefician a costa de otros. Se hace negocio con el patrimonio social sin responsabilidad. Se lucra con el bien comunitario de la naturaleza: montañas, playas, manglares, bosques.

2. México ha caído en la trampa traída al país por los hoteleros españoles: “TODO INCLUIDO”, sistema depredador de la economía. Todo el país se ha contaminado en todos sus destinos de balneario con el fementido sistema del TODO INCLUIDO que privilegia el precio a la calidad. Hasta las artesanías han sido prostituidas. Muchas son imitaciones, importadas de China.

3. La mayoría del turismo en México es una de las actividades humanas más destructivas de la naturaleza y del tejido social. No tiene nada de industria limpia, “sin chimeneas”. El turismo es equiparable en su nocividad a cualquier industria contaminante. La promoción del turismo debería ser denunciada como un atentado a la nación.

4. Los datos sobre empleos generados por la inversión turística en México, en la mayoría de los casos, vienen de SECTUR o de las Secretarias de Turismo de los estados.  A su vez provienen de los desarrolladores o son inventados. No resisten un simple chequeo de plausibilidad. Nadie sabe cómo se calculan. Tampoco son parte de un compromiso legal que asumen los desarrolladores. Nadie controla si SÍ o NO se realizan. Nadie los exige. No hay ninguna sanción si las promesas no se cumplen.
Raramente se distingue entre los empleos directos e indirectos. Tampoco se define claramente cuáles son los empleos (supuestamente) creados durante la construcción y cuántos puestos se generan durante la operación del proyecto. De los últimos, muchos solamente son empleos temporales (de un mes), para evitar acumular antigüedad. Consecuencia de la nueva Ley Laboral del Gobierno Federal de México. La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) afirma que en la última década sólo CINCO de cada 100 nuevos empleos directos fueron creados por proyectos financiados con inversión extranjera directa.

5. INGRESOS POR TURISMO, (CAPTACIÓN DE DIVISAS y GASTO DE TURISMO) es como actualmente se mide el turismo de una nación.

6. Para determinar, si una inversión turística contribuye a lograr un mayor bienestar de la población local, la medición a través de un factor productivista, como es el PIB, es inútil.

7. Un verdadero desarrollo del bienestar incluye determinar (variaciones en) salud, educación, cohesión social, cuidado o destrucción ambiental, equidad, justicia, libertad humana y la potenciación de la mujer y otros índices de desarrollo humano (3).

NOTAS:

(1)          Conurbación de PV y BB, prioridad del naciente Observatorio Integral Turístico: http://paraleloinformativo.com/conurbacion-de-pv-y-bb-prioridad-del-naciente-observatorio-integral-turistico/
(2)          Seminario “El Conocimiento, clave para la mejora de la competitividad visión off-line y on-line”: http://vallartaopina.net/2016/09/09/seminario-conocimiento-clave-la-mejora-la-competitividad-vision-off-line-on-line/
(3)          CONURBACION Puerto Vallarta–Bahía de Banderas? ¿Para Qué?: http://rivieranayaritone.blogspot.de/2016/07/conurbacion-puerto-vallartabahia-de.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario