Páginas vistas en total

viernes, 16 de septiembre de 2016

“SANDOVALISMO”: La enfermiza aspiración para MEGA-OBRAS en NAYARIT.


El CANAL CENTENARIO:
Obra en abandono. Mega-proyecto fallido.


Las promesas sobre los supuestos 90 mil empleos se esfuman. Nadie sabe cómo se calcularon. 

PRESA LAS CRUCES:
En esta semana el gobierno estatal anuncia la licitación para la construcción de la presa.

A pesar de un proceso plagado de mentiras, con falsificación de información, manipulación de asambleas, criminalización de las protestas, violación de las leyes, amenazas de muerte y “resurrección de muertos” para aprobar el proyecto.

Ni una palabra sobre los daños ecológicos irreparables. 















___________________
El CANAL CENTENARIO: Después de 2 años, apenas una décima parte concluida (1).
Cuando se revisa el porcentaje de avance del Canal Centenario, obra emblemática del sandovalismo - aunque los recursos son del gobierno federal - y con el que se celebra el cumpleaños número 100 de la entidad, es notorio el retraso de la mega-obra, y peor aún, su total abandono actual, a decir de los habitantes de las comunidades campesinas en la zona de influencia del proyecto.
Falta de pago por afectaciones a predios por donde atraviesa el canal principal, despido de trabajadores, deudas con proveedores y empresas subcontratadas y sanciones por parte de la Secretaría de la Función Pública y Auditoría Superior de la Federación a las empresas ganadoras por incumplimiento en las especificaciones técnicas y otras anomalías.
_________________________________

EL CANAL CENTENARIO: La mega-obra consiste en la construcción de un canal principal de una longitud de 58.6 km para regar un área de 43 mil ha; una red de distribución secundaría de 319 km de canales laterales y 540 estructuras de control (sifones, alcantarillas); red de drenaje (o drenes) de 293 km; red de caminos para labores de mantenimiento y operación de 428.9 km.Dada la magnitud del proyecto la licitación de la obra se ha llevado a cabo por etapas: primero se concursó la sobreelevación de la cortina de la presa derivadora El Jileño (Amado Nervo) y el canal existente (primeros 13.380 km). Posteriormente se licitaron 7.52 km (del km 13+380 al 20+900) y 7.67 km (del km 20+900 al 28+575), correspondientes al canal principal (estos 15.2 km van del Ejido de Yago a San Lorenzo, ahí el canal se intersecta con el río San Pedro).
Ambos tramos fueron adjudicados en noviembre de 2014.
El primero, a las empresas Acciona Infraestructura México, S. A de C. V., asociada con Tomsa Construcciones, S. A. de C. V. y Constructora Virgo S. A. de C. V., por un monto de 222 millones, 374 mil, 378 pesos; el segundo, a las empresas Innovaciones Técnicas en Cimentación, S. A, de C. V. agrupada con Urba Infraestructura, S. A, de C. V., por un total de 172 millones 269 mil 186 pesos. De acuerdo a los contratos firmados todos los conceptos de estas obras debieron haberse concluido en noviembre de 2015. Casi ha pasado un año de la fecha de entrega y en el terreno sólo se ve el trazo y la excavación de la sección transversal del canal, pero sin revestimiento ni las estructuras de control y demás obras asociadas (Ver la imagen tomada cerca de la localidad de San Lorenzo).En el año 2014 la última licitación publicada fue la construcción de la zona de riego de Yago, el 30 de octubre. Después de un receso de año y medio en 2016 se retomaron las convocatorias de obra y se publicó la licitación de los tramos de los kilómetros 28+555 al 33+200 y 41+140 al 49+000 (junio-julio 2016). Se desconoce el resultado de las adjudicaciones porque en el sitio Compranet no se localizaron las Actas de Fallo. No obstante, en los documentos publicados se asienta un “Aviso de conclusión de licitación número LO-016B00030-E5-2015, por cancelación” debido a INSUFICIENCIA PRESUPUESTAL, y corresponde al tramo 41+140 al 49+000. (1)

___________________________________
A dos años del inicio de las obras se reporta un AVANCE de apenas del 11.5%.
Oficialmente, el canal debe estar concluido en diciembre de 2017, sin embargo, es imposible pensar que la obra no estará lista para celebrar el centenario nayarita.
Una explicación del retraso es que el flujo de dinero en los años 2015 y 2016 ha estado muy por debajo de la calendarizacion proyectada: En 2015 la partida fue de 456 millones de los 998 millones contemplados. En 2016 sólo han liberado 387 millones de los 3 mil millones presupuestados.

Presunta corrupción de las empresas contratadas.
La otra causa del retraso, es la presunta corrupción de algunas de las empresas contratadas, aunque falta conocer el resultado de las tres auditorias realizadas al proyecto: Una por parte de la Secretaría de la Función Pública y dos de la Auditoría Superior de la Federación.
La publicidad gubernamental se ha llenado la boca en halagos al Canal Centenario, una obra que tiene como antecedente el Plan Hidráulico del Noroeste (PLHINO), propuesto en los años 60 del siglo pasado con la idea de trasvasar agua de las cuencas de los ríos del norte de NAYARIT a las zonas agrícolas del norte Sinaloa y sur de Sonora, pero que fue desechado por ser inviable técnica-, financiera- y socialmente.

Serios cuestionamientos de las proyecciones de producción agrícola, usadas para justificar la construcción del canal.
Entre especialistas, hay serios cuestionamientos de las proyecciones de producción agrícola usadas para justificar la construcción del canal.
En una comunicación oficial “el Gobernador de la Gente” anuncia con platillo y bombo los empleos que se generarán durante la etapa de planeación, ejecución y uso de la magna obra CANAL CENTENARIO: “Una derrama económica estimada en 2 mil 700 millones de pesos anuales y 90 mil empleos directos. Es tan sólo un ejemplo de la riqueza que traerá para NAYARIT el CANAL CENTENARIO”.  Según él “una magna obra, considerada como histórica en todo México”.
Igual que los anuncios sobre los supuestos empleos generados por la inversión turística en NAYARIT, estas promesas sobre empleos a generar no resisten un simple chequeo de plausibilidad. Nadie sabe cómo se calculan. Nadie controla si SÍ o NO se realizan. Nadie los exige. No hay ninguna sanción si las promesas no se cumplen.

El proyecto del CANAL CENTENARIO económicamente no es viable.
El proyecto surgió de un “Estudio de Factibilidad” que realizó el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA). El IMTA es un organismo paraestatal, órgano desconcentrado de la SEMARNAT.
En las 130 páginas del estudio, se nota la intención de a toda costa llegar a una conclusión positiva del análisis costo-beneficio: Los costos de la obra para su ejecución y los gastos de operación y conservación parecen ser subestimados. El excedente neto agrícola (= el incremento en la producción de granos) de $ 1,212.03 millones anuales parece sobreestimado.
A pesar de esto, el proyecto solamente obtiene una Tasa Interna de Retorno (TIR) apenas 3 puntos superior a la tasa límite mínima, establecida por la normatividad de la SHCP (Secretaría de Hacienda y Crédito Público).
Las suposiciones sobre la comercialización de los excedentes de maíz grano, frijol, y arroz que según IMTA “serán colocados en el mercado interno” son ingenuas. Igual lo que presume sobre “que los productores tendrán un ingreso adicional promedio de 19 mil pesos por hectárea en el cultivo de los 3 granos mencionados”
“El área de la planicie tiene un aprovechamiento del orden del 60% a 70% en actividades agrícolas de temporal, LO QUE PONE EN DUDA SU RENTABILIDAD ECONÓMICA COMO PROYECTO DE ALTA INVERSIÓN”.
Esta opinión la externó el propio IMTA cuando realizó el análisis del Plan Hidráulico del Noroeste, por lo que NO se incluyó en dicho trabajo al Canal Centenario de Nayarit.
¿De qué serviría a los productores si se multiplicara por 2,5 la cosecha del frijol, si les pagan 6 pesos (o menos) por kilo y con eso no les alcanza para cubrir los gastos que realizan en el proceso de producción?
EN RESUMEN: Es un estudio “por encargo”. Embellecido con “cifras alegres” (2).
_____________________________________

PRESA LAS CRUCES sobre el Río San Pedro:































Hace dos días el gobernador Roberto Sandoval Castañeda confirmó que las obras de la Presa Las Cruces, sobre el Río San Pedro, serán una feliz realidad “en beneficio del desarrollo de Nayarit y como una importante fuente de empleo para miles de nayaritas”.
Igual que los anuncios sobre los supuestos empleos generados por la inversión para la construcción del Canal Centenario, nadie sabe cómo se calculan. Según Sandoval, “los trabajos correspondientes no afectarán de ninguna manera la ecología de la zona donde serán realizados, ni tampoco habrán de causar problemas a la población indígena de ese rumbo”.
La convocatoria respectiva podría aparecer el próximo mes de octubre (3).
Por supuesto, el gobernador no habló de las múltiples violaciones de las leyes, de las amenazas de muerte, de la falsificación de información, de la manipulación de asambleas, de la criminalización de las protestas, de la persecución y hostigamiento de comuneros por parte de las autoridades y por parte de la CFE (Comisión Federal de Electricidad) autoridad encargada de la construcción del proyecto. Tampoco habla de la “resurrección de muertos” para aprobar el proyecto. 

........................................................................................REFLEXIÓN:La disputa por la denominación y por los significados que se otorgan al Proyecto Hidroeléctrico

La Presa de Las Cruces y sus probables implicaciones, percibimos como la pugna de dos visiones sobre cómo concebir el mejoramiento de la CALIDAD DE VIDA:

LA PRIMERA: Una moderna, racionalista, basada en la idea de progreso, que parte de una disposición tecno-burocrático, que se fundamenta en criterios económicos de rentabilidad (muchas veces calculados a conveniencia, como obviamente fue en el caso del CANAL CENTENARIO), que busca dirimir el conflicto con base en argumentos científico-académicos, excluyentes de lo sociocultural y que interpretan los daños ambientales a partir de una lógica de costo-beneficio y siguen —de manera viciada— procedimientos legales ya instituidos.

LA SEGUNDA: Anterior y exterior al proyecto de la modernidad y sumamente crítico del mismo, que reivindica la felicidad colectiva e individual y la búsqueda —siempre precaria y plenamente imposible— de un equilibrio eco-sistémico.  Esta visión parte de un dispositivo de diálogo de saberes académicos, sociales y culturales, basado en el reconocimiento de la centralidad de los criterios ambientales y socioculturales, y que exige que se atienda y se extienda el marco legal vigente —en reconocimiento de las necesidades ambientales y políticas que lo imponen— para regular el proceso de forma que se garantice una dinámica abierta, informada, participativa, deliberativa; es decir democrática, y científica y filosóficamente sustentada (4).

Es obvio cuál de estas visiones sigue el actual Gobierno de NAYARIT.

NOTAS:
(1) basado en COMENTARIOS de Vicente Rocha, con Información obtenida mediante mecanismo de transparencia y portales electrónicos de la Secretaría de Hacienda y COMPRANET.
Preciosas imágenes de uno de los últimos ríos libres de México: El Río SAN PEDRO MEZQUITAL: http://rivieranayaritone.blogspot.mx/2014/10/preciosas-imagenes-de-uno-de-los.html
Comunidades indígenas de NAYARIT rechazan proyecto hidroeléctrico de la CFE: http://rivieranayaritone.blogspot.mx/2014/02/comunidades-indigenas-de-nayarit.html
(4) PRESA LAS CRUCES en NAYARIT: Equilibrio sustentable y resistencia social en la cuenca del Río San Pedro en Nayarit http://desacatos.ciesas.edu.mx/index.php/Desacatos/article/viewFile/1425/1220






No hay comentarios:

Publicar un comentario