Páginas vistas en total

domingo, 11 de diciembre de 2011

HOTELERÍA ESPAÑOLA en MÉXICO. Privilegios para hacer dinero a costa del patrimonio de la nación.

Sumidas en una grave crisis, la economía y las empresas españolas buscan fuera de sus fronteras utilidades que las ayuden a salir a flote. Lo logran ya con sus bancos, cuyas filiales en América Latina registran altas ganancias. En México, entre otras cosas, vía el cobro excesivo por los servicios que prestan. Lo hacen con la complacencia del gobierno federal y de los legisladores. Obtienen también utilidades por medio de la generación de energía, el sistema aeroportuario (cuya seguridad está en buena parte a cargo de empresas de la península) y en la hotelería.
Con esta última actividad se repite en nuestras costas la ocupación salvaje que en España destruyó, cada día, entre 1987 y 2005, alrededor de 80 mil metros cuadrados de litoral para dar paso lo mismo a las instalaciones que demanda el turismo de playa que a nuevas urbanizaciones. La transformación sufrida por medio del cemento y el ladrillo no tiene paralelo; acabó en poco tiempo con paisajes únicos, pese a existir una Ley de Costas, aprobada en 1988, para frenar y proteger de la depredación al litoral ibérico.
Según Greenpeace España, cada día de los últimos 20 años se urbanizó una superficie equivalente a ocho campos de futbol (1). España había entrado en una burbuja inmobiliaria que hizo crisis en 2008 y ha contribuido a la lamentable situación que hoy enfrenta su economía. De paso, reveló la forma de hacer fortuna o acrecentarla vía la corrupción o el tráfico de influencias. Son numerosos los escándalos por esa manera irregular de hacerse de dinero y que tienen en la cárcel a funcionarios, políticos y empresarios que presumían de honorables.
En España, la Ley de Costas prohíbe construir en los cien metros del litoral. En México, apenas en 20. Pero allá como aquí esta medida protectora no se cumple y es obsoleta ante los efectos del cambio climático. Y como coincidencia, los gobiernos de las comunidades regidas por la derecha en España y la actual administración conservadora de México son los que más han contribuido al urbanismo costero depredador y a la corrupción vía hoteles, urbanizaciones, campos de golf, centros comerciales y demás servicios exigidos por el turismo.
La forma salvaje de ocupar la costa mexicana y el trato preferencial que las instancias oficiales dan a las cadenas hoteleras, especialmente españolas, lo han denunciado grupos ciudadanos e investigadores (2). Hace 25 años el Grupo Ecologista del Mayab, Gema advertía sobre la presencia de esas empresas en Cancún y en lo que por entonces se iniciaba la Riviera Maya (3). Alertaron oportunamente del daño que traería esa ocupación, no sólo por hacerse sin planeación alguna y echar a perder un paisaje único, sino por los efectos del cambio climático en el litoral caribeño. No les hicieron caso y los resultados están a la vista.
El crecimiento explosivo y el trato preferencial a la hotelería española en México comenzó durante la administración del doctor Ernesto Zedillo, pero se consolidó con los gobiernos panistas. Incluye subsidio predial, facilidades a la hora de conceder la licencia de uso del suelo, autorizar la manifestación de impacto ambiental, manejo sindical a gusto de la empresa e impunidad si destruyen áreas costeras o protegidas. (4).
RIU, Sol Melía, Iberostar, Gran Bahía, Oasis, Barceló, Catalonia, para mencionar los principales, dominan el espectro hotelero en Quintana Roo bajo el concepto de todo incluido, que contempla desde transportación aérea, comida y bebidas hasta propinas, en perjuicio de las empresas medianas y pequeñas de mexicanos. Esas cadenas reportan utilidades millonarias. Una, Barceló, envió el año pasado a su central 351 millones de dólares de utilidades. 
________________________________________________________________________

All Inclusive by RIU

ClubHotel RIU (Todo Incluido 24h) en Nuevo Vallarta, NAYARIT, México.
La cadena denominada RIU Hotels & Resorts, fundada por la familia Riu en 1953 y que pertenece en un 50% al grupo turístico alemán TUI, cuenta con su sede central en Palma de Mallarco, España y con actualmente 107 hoteles (17 en México). Con un total de 42.000 habitaciones y más de 3.000.000 clientes al año, la empresa tiene a su cargo 23.400 empleados en 19 países y se estima que los ingresos anuales son de 1,109 millones de euros.
Durante la (así llamada) pandemia de influenza en 2009, el Hotel RIU fue uno de los primeros que cerró la mitad de sus hoteles en México. También despidió a sus empleados en dos de sus tres hoteles en la región Puerto Vallarta – Bahía de Banderas.
En este mismo año, después de algunas semanas de baja ocupación, varios de los hoteles de lujo en la RIVIERA NAYARIT acudieron al Fondo de Rescate ofrecido de manera sumisa por el entonces Gobierno de Nayarit. Afirmaron no poder pagar la nomina de sus empleados. Fueron los mismos hoteles que por muchos años transfirieron sus utilidades a sus centrales en México o a sus casas matrices en EUA o España. Socializar las pérdidas y privatizar las ganancias. Modelo muy conocido por el sistema financiero internacional: ALL INCLUSIVE.

________________________________________________________________________

No pretendo demonizar la inversión extranjera. Pero sí una forma de hacer dinero a costa del patrimonio de la nación.

Un ejemplo más de ello, crítico por sus numerosas implicaciones ambientales, lo tenemos en Cabo Pulmo, nuevo megaproyecto turístico español en la costa de Baja California Sur (5). Invito al lector a enterarse de este atentado a los recursos naturales. Basta con que consulte en Internet la reciente Jornada Ecológica (6). Comprobará cómo gobierno y empresarios depredadores van de la mano.

Artículo de IVÁN RESTREPO en la JORNADA: http://www.jornada.unam.mx/2011/10/17/politica/028a1pol
____________________________________
NOTAS:

(1) DESTRUCCIÓN A TODA COSTA, 10á edición; Informe de GP sobre la situación del litoral Español: http://www.greenpeace.org/espana/Global/espana/report/other/100709-04.pdf

(2) “Comprar barato, sobornar, destruir el sitio”: Antes de que lleguen los hoteleros son los “desarrolladores” (españoles o de otra procedencia), quienes destruyen los manglares, violan planes de desarrollo municipales y roban el agua a la población local, con el consentimiento de las autoridades federales (SEMARNAT), estatales y municipales. En gran parte son especuladores inmobiliarios con capital de riesgo (private equity), lo cual requiere altas rentabilidades (return on investment) a corto plazo. Su visión corresponde a: “Comprar barato, sobornar, destruir el sitio”. Deporte nacional del turismo en México, así lo llamaba un ex-titular de FONATUR. Otros desarrolladores invierten en turismo para lavar dinero. En este sentido, FONATUR, la agencia paraestatal para fomentar el turismo en México, es uno de los más feroces. Cabe mencionar que también hay cadenas hoteleras en México (en su mayoría procedentes de EUA) que toman en serio su responsabilidad ambiental y social e invierten en la educación y profesionalización de su capital humano, … también en su propio interés.

La funcionaria de SECTUR invitó a Carrillo Lavat (nuevo Director General de FONATUR) "a conducirse con ética y honradez !!": http://rivieranayaritone.blogspot.com/2011/12/la-funcionaria-de-sectur-invito.html                            

LITIBÚ de FONATUR en Bahía de Banderas, RIVIERA NAYARIT: UN ELEFANTE BLANCO. “FONATUR no ha cumplido” dice el alcalde: http://rivieranayaritnuestra.blogspot.com/2010/10/litibu-de-fonatur-en-bahia-de-banderas.html                                                           

Es necesario que FONATUR cambie su misión y asuma la responsabilidad social en sus proyectos: http://rivieranayaritone.blogspot.com/2011/06/en-lugar-de-ser-integrado-banobras.html

 

(3) Turismo depredador amenaza manglares y tortugas de X´cacel: http://www.revistaopcion.com/tag/la-tortuga-marina/

 

(4) PRIVILEGIOS DE FONATUR PARA SU PROYECTO CIP EN SINALOA:
FONATUR NO PAGARÁ los siguientes impuestos, tarifas y derechos: 1. Impuesto Sobre la Nómina: 100% hasta el 7º año; 2. Impuesto Predial Urbano: 100% hasta el 7º año; 3. Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles: 100%; 4. Derechos de Registro Público de la Propiedad y el Comercio: 100%; 5. Licencia de Construcción: 100%; 6. Tarifas de conexión de agua potable y alcantarillado: 100%


Españoles van tras el CIP de Sinaloa. El CIP Escuinapa de FONATUR (ahora rebautizada “Playa Espíritu”) tendrá 44,000 cuartos de hotel y espera una fuerte inversión española para 2012: http://www.cnnexpansion.com/obras/2011/01/31/cip-sinaloa-fonatur-inversion-espanola

(5) NUEVAMENTE CABO PULMO: http://rivieranayaritone.blogspot.com/2011/11/nuevamente-cabo-pulmo.html

CABO PULMO "SI", CABO CORTÉS "NO": La SFP (Secretaria de la Función Pública) investigará la autorización emitida por SEMARNAT para el proyecto turístico “Cabo Cortés” de la empresa española HANSA URBANA INVESTMENTS en Baja California: http://rivieranayaritone.blogspot.com/2011/09/cabo-pulmo-si-cabo-cortes-no-la-sfp.html

(6) CABO PULMO: El arrecife más sano del Pacífico americano, ...amenazado de muerte …. por el PROYECTO CABO CORTÉS de la Inmobiliaria española HANSA URBANA: http://www.jornada.unam.mx/2011/10/03/eco-j.html
____________________________________________

2 comentarios:

  1. Estas inversiones son como el rey midas, sólo que en vez de convertir en oro lo que tocan, lo hacen mierda, perdón por la expresión. Están sustentadas en la caca gubernamental (no importa el partido, todos son iguales), luego en la ignorancia y apatía popular. ¿qué le vamos a hacer? ¿levantarnos en armas?

    ResponderEliminar
  2. Creo que el gobierno de mexico debe reveer la situacion de su economia y sobre todo la utilizacion de los capitales extranjeros. Ya que muchas veces ponen en jaque las decisiones nacionales

    ResponderEliminar