Páginas vistas en total

viernes, 23 de diciembre de 2011

Para los días decembrinos ...

los mejores deseos para tod@s l@s que comparten la visión para un mundo mejor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Flor de Nochebuena (versión semisilvestre), en náhuatl Cuetlahui, que significa marchitarse, “flor que se marchita”/Euphorbiaceae/ Poinsettia.

 

Anclada en el muro del ex - convento dominicano Chimalhuacán Chalco, Municipio de Ozumba, Estado de México, lugar donde Sor Juana Inés de la Cruz (1) fue bautizada en 1651.



Juana de Asbaje y Fernández fue una personalidad adelantada a su época ya que su cultura, inclinación por las ciencias y afán enciclopedista, la sitúan al margen de la mujer del Siglo XVII, en el Virreinato de Nueva España, hoy México. Sor Juana convierte al claustro en el eje de la vida intelectual y social mexicana, como una atractiva academia literaria. Su obra abarca todas las tendencias y géneros conocidos:
Octavio Paz, al referirse a Sor Juana dice: "Es muy frecuente escuchar reproches contra hombres que han estado por debajo de su destino, ¿cómo no lamentarse por la suerte de una mujer que estuvo por encima de su sociedad y de su cultura?


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ángel en la puerta del ex-convento dominicano Chimalhuacán Chalco, Municipio de Ozumba, Estado de México.


1 comentario:

  1. Sor Juana, se hizo monja, no porque fuera muy religiosa, sino porque las circunstancias de su época no permitían que una mujer viviera sola, como ahora pueden escoger, rentar un depa, estudiar una carrera, conseguirse un empleo, comprarse su auto y vivir independiente. Qué pena siento por Juanita de Asbaje, víctima de una sociedad de marcada intolerancia y prejuicios de todo tipo. Hay una persona como Asbaje cada mil millones de personas 1:1,000'000,0000. ¡Extraordinarias! La gente común no las entiende, así pasó también con Hypatia de Alejandría donde los malditos católicos le tasajaron todo su cuerpo hasta matarla sólo porque era atea. Otra Juanita, de Arco, quemada en la hoguera. Rescaté a Semíramis de las polvosas centurias del tiempo. Saldrá mi libro el próximo año. Ya se los haré saber.
    Vivan las mujeres extraordinarias

    ResponderEliminar