Páginas vistas en total

sábado, 21 de octubre de 2017

PLAYA de MAYAN PALACE en Nuevo Vallarta, Bahía de Banderas, NAYARIT, con alta vulnerabilidad ante el cambio climático.





































En Bahía de Banderas el MAYAN PALACE se ha convertido en un líder de la destrucción ambiental: Inspira “la felicidad de sus clientes” con ecocidio.

Las administraciones federales, estatales y municipales del pasado se hicieron de la vista gorda. Pusieron en riesgo la vida de grandes partes de su población. También de miles de turistas.

Despreciaron las amenazas naturales, en gran parte inducidas por desarrolladores turísticos voraces.

“Estudio de Vulnerabilidad y Programas de Adaptación ante la Variabilidad Climática y el Cambio Climático” de SECTUR.

Esperamos que la nueva administración del municipio de Bahía de Banderas, especialmente su Director de Desarrollo Urbano, “se sientan empoderados” para mitigar los efectos del cambio climático en la región, como indica el estudio de SECTUR.
 
Los ambientalistas de la región, asociadas con la ALIANZA de la Costa Verde: Listos para apoyar.*

En 2016 el país escaló un lugar en el ranking de turismo mundial al octavo puesto, luego de haber obtenido el noveno un año antes. Según lo que presume el titular de la Secretaría de Turismo (SECTUR),  en los siguientes tres años, las divisas capturadas por concepto de turismo pasarán a ser la segunda fuente de ingreso de divisas al país, sólo detrás de las remesas (1). 

En México, los riesgos meteorológicos son muy abundantes y frecuentes debido a su ubicación geográfica, ya que está situado en una zona de convergencia de eventos atmosféricos de diversa naturaleza, como son las tormentas tropicales, los huracanes, las ondas del este, las masas de aire frío y caliente, las corrientes de chorro, los efectos del sistema atmosférico El Niño, entre otros.
 
Los escenarios de cambio climático.
En escenarios de cambio climático, la magnitud de las amenazas aumentará, considerando el aumento del nivel medio del mar y el incremento en la frecuencia e intensidad de los fenómenos hidro-meteorológicos extremos.  
Las inundaciones,  la pérdida de playas  e infraestructura, las afectaciones a la salud de los turistas, de la población local y de su economía, el impacto en los ecosistemas marinos y costeros son algunas de las afectaciones que conllevan las amenazas antes mencionadas.

En el proceso de creación y progreso de los destinos turísticos en el país el concepto de vulnerabilidad a cambios y fenómenos hidro-meteorológicos hasta ahora ha tenido poca relevancia.
Todo el turismo costero del país puede sufrir daños ante el cambio climático por erosión de las playas, aumento del nivel del mar (que también afecta el uso del suelo y la infraestructura en las zonas costeras), marejadas, tormentas y reducción en el abastecimiento de agua.
Pueden verse afectados no solamente la población local, los huéspedes de los hoteles, sino también otros desarrollos que los acompañan, como marinas y campos de golf, con repercusiones sociales importantes para la población aledaña.

“Estudio de Vulnerabilidad y Programas de Adaptación ante la Variabilidad Climática y el Cambio Climático”.
A la solicitud de la SECTUR (Secretaría de Turismo del Gobierno Federal) un equipo de científicos de ANIDA (Academia Nacional de Investigación y Desarrollo A.C.) ha laborado el “Estudio de Vulnerabilidad y Programas de Adaptación ante la Variabilidad Climática y el Cambio Climático” (2). 

Se investigó la vulnerabilidad y riesgo de destinos turísticos seleccionados de la Costa del Pacífico, incluyendo Acapulco, Gro., Huatulco, Oax., Los Cabos, BCS., Mazatlán, Sin., Nuevo Vallarta (Bahía de Banderas), NAY., Zihuatanejo, Gro., Manzanillo, Col., y  Puerto Vallarta, Jal. 

Estos estudios en los destinos de playa más importantes del país se han realizado a partir del 2014, bajo una instrucción que deriva de la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático, bajo los acuerdos internacionales que tiene México para atender la vulnerabilidad derivada del cambio climático, siguiendo el Protocolo de París. Sin embargo no fue hasta agosto de este año que se publicaron los resultados.
La responsable técnica y coordinadora del proyecto, la Dra. Andrea Bolongaro Crevenna  Recaséns, explicó que el proyecto realizado es un trabajo complejo e interdisciplinario que representa un gran avance para la adaptación de los destinos turísticos nacionales.
Con un enfoque de gestión del riesgo, se utilizó un  escenario de cambio climático tendencial,  que proyecta mayores anomalías en las variables climáticas de precipitación y temperatura.Advierte que por ejemplo a finales de este siglo en Puerto Vallarta la temperatura máxima promedio en temporada de calor se ubicaría en 38 grados y que en general el nivel del mar se elevaría hasta un metro (3) (4) (5) (6).

El destino turístico NUEVO VALLARTA, Bahía de Banderas, NAYARIT.
Durante las últimas décadas el desarrollo turístico se ha basado en criterios relacionados con atractivos fisiográficos, de recursos naturales y de belleza escénica. Un ejemplo de este tipo de desarrollo turístico se ubica en NUEVO VALLARTA, municipio Bahía de Banderas, NAYARIT.
La creación de este polo turístico ha ocasionado daños ambientales significativos, como destrucción de manglares y humedales, que sirven de amortiguadores durante eventos hidro-meteorológicos extremos.

La vulnerabilidad física de NUEVO VALLARTA ante el cambio climático.                      
La vulnerabilidad física del destino turístico de NUEVO VALLARTA, se evaluó a partir de las amenazas de erosión costera, aumento del nivel medio del mar, marea de tormenta e inundación fluvial, para lo cual fue necesario  determinar  la dinámica  costera  por  medio de un  estudio  complejo e integral  de diferentes  factores geológicos y  oceanográficos. Esta  metodología  comprendió el análisis del cambio de la línea de costa, la determinación de la morfología de la zona litoral a partir de un levantamiento topográfico de playa y una caracterización batimétrica de la zona marina cercana a la playa, la determinación del tipo de sedimentos de playa, y un modelo hidrodinámico (refracción del oleaje).

Para evaluar la vulnerabilidad del destino NUEVO VALLARTA, frente a las amenazas antes descritas, en escenarios de cambio climático, se calcularon los índices de VULNERABILIDAD FÍSICA y el índice de VULNERABILIDAD SOCIAL.
En cuanto a la VULNERABILIDAD FÍSICA, ésta se evaluó a partir de los siguientes índices e indicadores:
Índice de  vulnerabilidad costera (CVI),  que considera variables geológicas, geomorfológicas, hidrológicas y oceanográficas;
Indicador de inundación por marea de tormenta (IIMT);
Indicador de inundación fluvial ante lluvias extremas (IIF).

LOS RESULTADOS:
1.  ÍNDICE de vulnerabilidad costera (CVI).
En el destino turístico de NUEVO VALLARTA, el Índice de Vulnerabilidad Costera (CVI) se calculó para las playas  Marina Norte, Marina Sur y PLAYA  MAYAN  PALACE, con las variables geológicas-geomorfológicas  y oceanográficas presentes.
La categoría baja de los valores del índice de vulnerabilidad costera (CVI) presente en la Marina Norte y Sur, se debe a la acumulación provocada por la escollera de la marina.
Por lo contrario, la erosión presente en una de las bocas del río Ameca produce una vulnerabilidad alta para la PLAYA MAYAN PALACE.




2. INDICADOR de inundación por marea de tormenta (IIMT).
Al cruzar las zonas vulnerables a inundación por marea de tormenta con la información del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas del INEGI, se obtuvo la relación de establecimientos relacionados con el sector turístico dentro del área de potencial inundación, que abarca desde el nivel del mar hasta los 7 metros.
EN PELIGRO: Los establecimientos que brindan servicios de alojamiento temporal  y de preparación de alimentos y bebidas son los que tienen mayor cantidad de locales ubicados entre los 1 y 7 m de altura, seguidos de los establecimiento que brindan “otros servicios excepto actividades gubernamentales”.

3.  INDICADOR de inundación fluvial ante lluvias extremas (IIF).
Este análisis reveló que el río Ameca es el más vulnerable a desbordarse y causar inundación en sus riberas en caso de lluvias extremas, seguido del río Mezcales con alta vulnerabilidad frente a este fenómeno. 




El ÍNDICE DE VULNERABILIDAD FÍSICA (IVF) para el destino turístico de NUEVO VALLARTA.
El ÍNDICE DE VULNERABILIDAD FÍSICO (IVF) se determinó al  integrar los índices e indicadores anteriormente descritos, considerando el Índice de Vulnerabilidad Costera (CVI) para las playas representativas del destino, el Indicador de Inundación por Marea de Tormenta (IIMT) y el Indicador de Inundación Fluvial para los principales ríos (IIF).
El  ÍNDICE DE VULNERABILIDAD FÍSICA para el destino turístico de Nuevo Vallarta, resultó “alta”, debido a la geomorfología de la bahía amplia que encajona las masas de agua hacia su interior, y que (a pesar de la protección de Punta Mita y de las Islas Marietas) deja la vulnerabilidad a la inundación fluvial y por mareas de tormenta “muy altas”.  
 

 
_______________________________________________
 
MAYAN PALACE ha dañado siempre de manera feroz y continua el ecosistema en BAHIA de BANDERAS.



Los hoteleros de MAYAN PALACE en Bahía de Banderas han sido líderes de la destrucción ambiental.
El MAYAN inspira “la felicidad de sus clientes” con ecocidio. Desde su instalación en Nuevo Vallarta en los años noventa del siglo pasado, el MAYAN opera en el vacío, sin intervención alguna de las autoridades municipales, estatales o federales.

El MAYAN se comporta peor que una empresa de minería canadiense o china: Calles y avenidas públicas privatizadas y desaparecidas, accesos al mar bloqueados, extracción de material pétreo del río Ameca en cantidades bestiales, sus riberas alineadas a su conveniencia, apropiación de bienes nacionales (ISLA de los PÁJAROS), destrucción del manglar, desplazamiento de la fauna, invasión de la zona federal, impide el paso de los pescadores y de los habitantes locales, desvía del cauce del Río Ameca, destruye el ambiente irreparablemente y rompe el tejido social en Jarretaderas (comunidad aledaña al MAYAN) (7) (8) (9). 



VULNERABILIDAD SOCIAL.
MEDIDAS DE ADAPCIÓN.
CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES.
Tan profesional como parece el diagnóstico del estudio de ANIDE en su parte técnico-diagnóstico, tan superficial resultaron las partes sobre la VULNERABILIDAD SOCIAL, también las CONCLUSIONES y RECOMENDACIONES que se hacen en las últimas páginas del estudio: Llenas de generalidades, claramente no basadas en un análisis de la situación real existente en el lugar. Son declaraciones de intenciones generales, no-vinculantes, como “es de gran relevancia concretar el empoderamiento de las autoridades municipales”. Lo que se nota es la falta de sociólogos, sicólogos y especialistas en trabajo comunitario dentro del equipo de trabajo de ANIDE. 
 
La descripción de las MEDIDAS DE ADAPCIÓN parece que son un COPY/PASTE de lo que dice la LGCC (LEY GENERAL DE CAMBIO CLIMÁTICO de 2012), sin relevancia alguna para el caso concreto.

Lo que hace falta es “pintar el camino” (estrategia), como concretamente se puede llegar a mitigar los efectos del cambio climático en la región, con una GUÍA que también incluye cómo se pueden facilitar procesos de trabajo al nivel municipal y que integre una descripción detallada de cómo seleccionar un grupo representativo de todos lo que tienen interés, poder y/o influencia en el asunto.

Esta GUÍA también tiene que “dar la pista”, de cómo se puede facilitar el proceso en uno o varios eventos masivos con una duración de 2 días y con participación de una masa crítica (aprox. 200 personas) de los grupos de representantes mencionados.
En taller que se realizó el 16 de abril, 2013, con sólo 21 participantes, se pudieron identificar únicamente miembros de una ONG ambientalista importante del municipio. Sin embargo falta integrar representantes de otros actores: oriundos, migrantes, trabajadores, ejidatarios, poblaciones vulnerables, inversionistas, comerciantes locales, empresarios, representantes de la Protección Civil y otras autoridades más. 

Los representantes clave son los líderes de los diversos actores sociales de Bahía de Banderas, los que tienen que ser identificados e integrados en el proceso de formulación e implementación, también el control de las medidas de adaptación. El trabajo que se hace más bien “en sesión permanente”, y no en un solo taller de varias horas, aparentemente mal diseñado y con la participación de apenas 21 personas, que además en su mayoría provinieron de afuera de Bahía de Banderas. Por consiguiente resultó decepcionante la cantidad y calidad de las propuestas.

Por todo lo anterior también parece una burla, llegar a un ÍNDICE DE VULNERABILIDAD SOCIAL “poco vulnerable” para el municipio de Bahía de Banderas.
_____________________________________________
Planeación territorial y asentamientos humanos.
Considerando que las amenazas climáticas que experimenta México se harán cada vez más severas, se torna urgente el desarrollo y la implementación de acciones que permitan disminuir la vulnerabilidad de las zonas turísticas, así como implementar medidas de adaptación como son, el incluir reordenamientos territoriales y ecológicos que consideren la importancia del uso del suelo y la protección de áreas críticas, así como instrumentar reglamentos de construcción  para la seguridad  de las estructuras.
La adaptación requiere  del compromiso de autoridades en los tres órdenes de gobierno: municipal, estatal y federal. Debe entenderse que la adaptación se da en los niveles locales y que para la mayoría de las autoridades municipales tienen más sentido las estrategias de adaptación, pues en ellas se ven con claridad las amenazas y las oportunidades.
La planeación territorial involucra dos procesos que deben realizarse de forma complementaria, el ordenamiento territorial y el desarrollo urbano. El primero de ellos se encarga de regular el espacio externo de los centros de población, mientras que el desarrollo urbano se enfoca a la planeación interna de éstos.
Los principios metodológicos del desarrollo urbano y ordenamiento territorial caen dentro de la vertiente de adaptación al cambio climático, pues las acciones que se derivan de ellas inciden en la forma en que se ocupa y se distribuyen las actividades económicas en el territorio y en consecuencia, condicionan la vulnerabilidad de dichas actividades frente al cambio climático.
De conformidad con el artículo 9º de la Ley General de Asentamientos Humanos  los municipios la tienen las atribuciones, vinculadas con acciones de adaptación al cambio climático*.
_______________________________________
Las Administraciones Municipales de Bahía de Banderas del pasado.
Para el municipio de Bahía de Banderas, los riesgos por amenazas naturales, en especial por fenómenos hidro-meteorológicos están ampliamente analizados en dos ATLAS de RIESGO (2009 y 2013). Lo que falta es la voluntad política de las administraciones municipales anteriores para frenar la corrupción, la voracidad de los desarrolladores turísticos y de las constructoras de fraccionamientos (10).

Hasta ahora las administraciones municipales de BAHÍA DE BANDERAS pusieron en riesgo la vida de grandes partes de su población. También de miles de turistas. Se hicieron de la vista gorda ante las amenazas naturales, en gran parte también inducidas por desarrolladores turísticos voraces. 

Destaca la incapacidad profesional y la FALTA de VOLUNTAD POLÍTICA de las últimas dos administraciones municipales (11) (12).

Para contrarrestar los efectos del cambio climático en la región y llegar a propuestas concretas de medidas de adaptación, la pelota está en la cancha de la nueva administración del municipio de Bahía de Banderas y de su Director de Desarrollo Urbano y Ecología.
Esperamos que “se sientan empoderados” para mitigar los efectos del cambio climático en la región, como indica el estudio de SECTUR.

Hace un par de meses se hicieron 10 propuestas constructivas para la nueva administración municipal de Bahía de Banderas. En el punto ocho se acentúa la necesidad de fortalecer la resiliencia y reducir los riesgos del cambio climático (13).

Los ambientalistas de la región, asociadas con la ALIANZA de la Costa Verde: Listos para apoyar.

NOTAS:
* La publicación está basado en el “Estudio de Vulnerabilidad y Programas de Adaptación ante la Variabilidad Climática y el Cambio Climático”,  lo que a la solicitud de la SECTUR (Secretaría de Turismo del Gobierno Federal) ha elaborado  un equipo de científicos de ANIDA (Academia Nacional de Investigación y Desarrollo A.C.).
5.    PROGRAMA para Nuevo Vallarta, Bahía de Banderas, NAYARIT:
7.    El Grupo VIDANTA–Mayan Palace: Inspirando la Felicidad de sus Clientes con Ecocidio. Historias Surrealistas de NAYARIT  http://rivieranayaritone.blogspot.mx/2016/02/el-grupo-vidantamayan-palace-inspirando.html
8.    MAYAN PALACE: “Complicidad de las autoridades de los tres niveles. El Sur de NAYARIT: La ciénaga de corrupción e impunidad: http://rivieranayaritone.blogspot.mx/2014/08/conagua-sale-en-defensa-del-grupo.html
9.    Riesgos por Amenazas Naturales en la Bahía de Banderas “sobre-analizados”:  http://rivieranayaritone.blogspot.mx/2017/09/riesgos-por-amenazas-naturales-en-la.html
10. ATLAS de RIESGO de Bahía de Banderas “desaparecido”: http://rivieranayaritone.blogspot.mx/2012/10/atlas-de-riesgo-de-bahia-de-banderas.html
11. ATLAS DE RIESGO Badeba 2013: La administración municipal de BAHÍA DE BANDERAS pone en riesgo la vida de grandes partes de su población. También de miles de turistas:  http://rivieranayaritone.blogspot.mx/2013/04/la-administracion-municipal-de-bahia-de.html
12. Diez Propuestas Constructivas para la nueva administración del municipio Bahía de Banderas: https://rivieranayaritone.blogspot.mx/2017/08/bahia-de-banderas-nayarit-de-guatemala.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario